necrópolis
Cementerios

Necrópolis enormes que debemos conocer.

 Necrópolis hay muchas.

Necrópolis significa literalmente la ciudad de los muertos. Es sin duda el nombre más adecuado para el lugar donde, al fin y al cabo, la mayoría de los habitantes son las personas que nos han dejado. Necrópolis hay infinidad. Desde que el hombre es hombre ha enterrado  a sus muertos de diferentes maneras. Durante algunas épocas o en algunas culturas se ha optado más por la incineración pero siempre ha habido inhumaciones.

Las primeras tumbas prehistóricas ya cuentan con algo parecido a los cementerios. En realidad no sabríamos decir si son verdaderos cementerios o necrópolis. En algunos casos se trata de fosas comunes y en otros de enterramientos individuales.

Lo que distingue nuestras necrópolis de las antiguas es que nosotros colocamos lápidas que individualizan a nuestros seres queridos. En épocas prehistóricas eso no sucedía salvo contadas excepciones como la dama roja.

Grandes necrópolis del mundo.

Desde nuestro blog hemos querido mostraros que los cementerios no son solo la última morada de nuestros seres queridos. Hay necrópolis que son un verdadero espacio de recogimiento, pero existen otros, muchos desde nuestro punto de vista, que en cualquier ciudad, incluidas las españolas, nos permiten disfrutar de verdaderos parques.

Hoy no queremos hablar de lo bonitos y bellos que pueden ser algunos de nuestros cementerios. El objetivo de este artículo es mostraros cuales son los cementerios mayores del mundo. Ya sea por su extensión o por la cantidad de tumbas que podamos encontrar en ellos. Se trata en algunos casos de bonitos cementerios, pero otros son una verdadera anarquía al haberse ido extendiendo sin ningún orden preestablecido.

Lista de las grandes necrópolis.

Vamos a mostraros solo algunos de ellos. La verdad es que hay cementerios que son enormes pero a la vez son bellezas que visitar tanto por el arte que albergan como por sus famosos huéspedes o sus espacios públicos.

Wadi  Al-Salam. La necrópolis más grande del mundo.

Najaf es una ciudad que se encuentra a unos 160 kilómetros al sur de Bagdad, en Irak. Al igual que La Meca y Medina es una ciudad santa para los musulmanes. Los chiitas la consideran la tercera ciudad santa en este particular ranking.

A nosotros lo que nos interesa es su cementerio. El centro neurálgico y seguramente físico de este cementerio es la tumba del Imam Alí ibn Abi Talib. Cuarto califa y yerno y primo de Mahoma es el fundador de la rama chiita del Islam.

El monumento que alberga su tumba se encuentra bajo una enorme cúpula dorada. Alrededor de este emblemático monumento se ha ido construyendo el cementerio de Wadi al-Salam.

El cementerio más grande del mundo.

Los datos lo explican todo más que las palabras con las que nosotros intentemos explicar este entramado de calles y tumbas. Se calcula que hay enterradas en esta necrópolis alrededor de unos 5 millones de personas.Hay que tener en cuenta que muchos chiitas del mundo entero desean ser enterrados y vienen a reposar aquí como último deseo.

Más allá de las personas enterradas su extensión también es inmensa. Wadi al-Salam ocupa seis kilómetros cuadrados. Visto desde aire parece una ciudad como otra cualquiera donde el centro es la tumba de Imam Ali.

El cementerio de la Almudena.

Vamos a trasladarnos a Europa. En nuestro continente hay varios cementerios que compiten por ser el mayor de Europa.

En primer lugar vamos a hablaros del de la Almudena en Madrid. Nacido a finales del siglo XIX en la actualidad se supone que han pasado por unos cinco millones de cadáveres. Soldados de todas las guerras de España, víctimas de epidemias se encuentran entre sus huéspedes.

Su extensión ni se aproxima a los seis kilómetros cuadrados de la necrópolis iraki. La almudena ocupa 1,2 kilómetros cuadrados de terreno en la capital.

Entre sus invitados más ilustres encontramos a Benito Pérez Galdós, Estrellita Castro, Lola Flores, Ramón y Cajal, La Pasionaria o Francisco Umbral.

La necrópolis de Ohlsdorf en Hamburgo.

El segundo de Europa lo encontramos en Alemania. Fue inaugurado en 1877 y en el yacen casi 2 millones de personas.

Los alemanes explican que durante mucho tiempo era un sitio muy poco visitado. A excepción de los familiares y amigos de los que allí moran. Sin embargo poco a poco la necrópolis de Ohlsdorf se ha ido convirtiendo en un bello parque y camposanto que es visitado ya no solo por los habitantes de Hamburgo sino también por turistas de múltiples procedencias. Árboles y flores nos rodean por doquier.

De hecho si hablamos de esta necrópolis deberíamos hablar de la utilización que se hace de este recinto. Cuando el tiempo acompaña es lugar en el que se realizan conciertos, teatro o cine.

En cuanto a su tamaño es bastante importante. Su superficie se aproxima a los cuatro kilómetros cuadrados. Lo que es más impresionante son los diecisiete kilómetros que suman sus calles y que han obligado al consistorio a crear líneas de autobuses que lo atraviesen.

El cementerio central de Viena.

Esta necrópolis no es una necrópolis. En realidad cuando hablamos del cementerio central de Viena hablamos de cinco necrópolis distintas. La más amplia es la católica. Pero junto a ella encontramos una zona ortodoxa, una protestante y dos judías.

El hecho de que existan dos cementerios judíos tiene una explicación sencilla. El primer cementerio judío fue destruido y hubo que construir otro en 1917.

Esta necrópolis ocupa dos kilómetros y medio de suelo vienés y es morada de tres millones trescientos mil cadáveres. Unos números que lo convierten en el tercero de Europa.

Es también recomendable pasear por sus calles por dos razones. La primera de ellas es por su belleza monumental, respira arte por todos lados. La segunda es descubrir la cantidad de personajes ilustres cuyos restos reposan en él. En su sección de músicos encontraremos a Salieri, Strauss o Brahms.

Estos son algunos de los mayores cementerios del mundo. Existen otros que podríamos añadir a nuestra lista porque hay grandes ciudades con grandes necrópolis.

Siempre es buena idea perderse por algunos de estos cuando visitemos Viena, Madrid o Hamburgo que son los más cercanos. Irak es una zona más conflictiva que puede ser que no entre en nuestros planes. Si podéis visitadlos tranquilamente.