Historia e Historias

Lenin. Un funeral jamás terminado en Rusia.

Lenin ¿Sabemos quien es?

Lenin es Vladímir Ilich Uliánov. Nacido el 22 de abril de 1870 en la ciudad de Simbirsk en una familia de clase media.

En su infancia y primera juventud nada hacia presagiar que este joven de una pequeña ciudad de la región del Volga sería el primer presidente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Pero hubo un hecho que cambiaría su vida para siempre. En el año 1887 la policía rusa detuvo a su hermano mayor por participar en una conspiración para asesinar al Zar Alejandro III. Finalmente fue ejecutado ese mismo año. Este acontecimiento provocó un odio eterno de Lenin hacia el régimen zarista.

Lenin. Su formación

Lenin siguió con su vida y se dedico a estudiar. Curso estudios en las universidades de Kazán y San Petersburgo. En Kazán ya fue expulsado por participar en actividades revolucionarias. Finalmente consiguió graduarse en derecho. Se instaló como abogado en Samara donde se dedicó a defender a familias sin recursos en 1893.

Al poco tiempo conoció al líder revolucionario más importante de esos momentos. Plejánov, que así se llamaba, fue su mentor. Le introdujo en la ideología marxista que sería la suya hasta el día de su muerte.

Sus primeros pasos políticos y Siberia.

Lenin seguía avanzando inexorablemente hacia la revolución. Así fue cofundador en 1895 de la Unión para la Lucha por la Emancipación de la Clase Obrera en San Petersburgo. Dos años después fue detenido y deportado a Siberia. Al mismo tiempo que la que sería su mujer, Nadiezhda Konstantinovna Krúpskaia seguía la misma suerte.

En esta época se dedicó a estudiar a fondo los textos de Marx y Engels y a consolidar su ideología revolucionaria.

Liberación y exilio de Lenin.

En 1900 fue liberado y se trasladó a Suiza. Allí se encontró de nuevo con su mentor Plejánov que también se hallaba exiliado. Ambos junto a otros conocidos marxistas fundaron el diario Iskra que se convirtió en un instrumento de unión entre los socialdemócratas de la época.

Pero este grupo de socialdemócratas comenzó a distanciarse poco a poco. Mientras unos deseaban una revolución rápida y directa que llevará tras un periodo de dictadura del proletariado al comunismo, otros deseaban primero una etapa de democracia burguesa.

Vuelta a Rusia y derrota.

En 1905 volvió a Rusia aprovechando la revolución que se produjo ese año. Dicha revolución fracasó y fue vencida por las fuerzas gubernamentales. Lenin debió abandonar el país posteriormente para no volver a ser detenido y encarcelado. Siempre defendió esta revolución como un ensayo de la que se produjo posteriormente. Allí aprendió sobretodo que la organización en soviets era el método más apropiado de llegar a la victoria final.

La revolución bolchevique

La I Guerra Mundial fue la ocasión idónea para llevar a cabo la revolución. Lenin defendió la no intervención en el conflicto por suponer una lucha entre obreros en favor de la burguesía. También era partidario de convertir la guerra mundial en una guerra civil. La revolución de 1917 le pilló por sorpresa, pero Lenin supo aprovecharla rápidamente. Entró en el país en un tren procedente de Alemania siendo aclamado por las ordas proletarias. El poder estaba en manos de sus adversarios mencheviques (su oposición en la socialdemocracia). Lenin ordenó cesar el apoyo a este gobierno y se inició una guerra civil entre ambas facciones.

El asalto al poder de Lenin.

El primer intento de golpe de estado bolchevique fracasó en julio y Lenin debió huir a Finlandia. Trotski fue quien dirigió el partido. La estrategia se basó en reclamar el fin de la guerra. Este hecho les granjeó el apoyo de soldados y clases populares y derrocaron finalmente al gobierno. Esta es la conocida como Revolución de Octubre que finalmente les dio el poder.

Los años de su gobierno se basaron en una dura dictadura del partido con el fin de llevar a cabo sus ideas comunistas. Esta política se debe básicamente a que era conocedor del poco apoyo que tenían sus ideas revolucionarias. Todo esto se produjo mientras los derrotados mencheviques intentaban recuperar el poder hasta su derrota en 1920.

Lenin enferma

Pero a pesar de las victorias todos somos al fin y al cabo humanos. A partir de 1922 la salud de Lenin empeoró de forma muy rápida. Tuvo que apartarse del primer plano político ya que sufrió varios infartos que le impedían desenvolverse con normalidad.

Su fin llegó a la temprana edad de 53 años. Se produjo el 21 de enero de 1924 y dejó un partido dividido entre los seguidores de Trotski y los de Stalin. Finalmente Stalin fue el sucesor al frente del partido comunista soviético.

La muerte de Lenin

Oficialmente Lenin falleció a causa de un infarto cerebral. Pero con posterioridad se ha dudado de esa conclusión por diferentes causas. La principal de ellas es que conociendo la posterior actuación de Stalin al frente del país y del partido no sería de extrañar alguna maniobra para eliminar a un rival.

El funeral de Lenin

En los días de la muerte de Lenin la temperatura en Moscú rondaba los 30 grados centígrados bajo cero. Esto no fue obstáculo para que millones de personas participaran en los actos de despedida al líder.

No fue hasta el 23 de enero cuando fue trasladado de Gorki, donde murió, a Moscú. Fue colocado su cadáver en la Sala de las Columnas de la Casa de los Sindicatos. El gobierno ruso decidió, se dice que al recibir múltiples peticiones, conservar el cuerpo de Lenin. Esta conservación se extiende hasta la actualidad.

Se construyó en primer lugar un mausoleo de madera al que Lenin fue trasladado por veteranos de la Guerra Civil Rusa contra los rusos blancos (mencheviques). Antes de ello el cuerpo fue embalsamado por Aleksei Abrikósov.

El mausoleo de Lenin.

Actualmente el mausoleo de Lenin es una de las atracciones turísticas de Moscú. Está construido básicamente de granito. Durante la época comunista se trataba de rendir un culto casi religioso al líder de la revolución. Hoy en día eso ha pasado a la historia.

Para su conservación el cuerpo de Lenin debe ser sometido cada año a un tratamiento químico. También debe conservarse en unas condiciones muy concretas. El costo de dichos tratamientos es enorme. El último presupuesto conocido habla de 13 millones de €. Pero eso es muy difícil de concretar.

Numerosas personas e instituciones, tanto civiles como religiosas, piden que el cuerpo sea enterrado ya. Pero una atracción turística de ese tamaño es difícil de retirar más allá de condicionantes morales. Veremos lo que pasa en el futuro.

Deja una respuesta