la almudena
Cementerios

La Almudena. El gran cementerio de Madrid.

La Almudena. Un gran cementerio de Europa.

La Almudena es la virgen patrona de la villa de Madrid. En la capital existen dos lugares importantes bautizados con su nombre. La primera de ellas es la catedral de la Almudena. Esta catedral es conocida por ser la principal de la villa de la capital de España. Además también les resultara familiar a los poco religiosos por alguna boda real de las últimas sucedidas en España.

La segunda y la que nos interesa es el cementerio de La Almudena. El cementerio de La Almudena está ubicado entre los barrios de las ventas y ciudad lineal. Exactamente en la Avenida Daroca número noventa.

Si de algo puede presumir es de ser uno de los más grandes de Europa. Tanto por extensión como por número de «habitantes». En cuanto a extensión en la actualidad supera las ciento veinte hectáreas. Por lo que a número de enterramientos desde su primer ataúd que llegó allá por 1884 han sido sepultados más de cinco millones de cadáveres.

Pero vamos a conocer este fantástico cementerio, monumento artístico en su conjunto desde el principio de su historia.

Construcción de La Almudena.

En España el traslado de los cementerios fuera de los cascos urbanos data de finales del siglo XIX. Aunque Carlos III ya deseaba que este hecho se produjera no fue posible debido a la oposición de la iglesia que en aquellos aún gozaba de gran poder en España.

Fue con la invasión francesa a principios del siglo XIX cuando se dictan las primeras leyes en ese sentido. José Bonaparte es el que firmaba dichas ordenes que obligaban a realizar los enterramientos en las afueras de la ciudad.

Pero no fue hasta 1876 en que se creó una comisión municipal (antes los cementerios no eran de titularidad municipal) para la construcción del que entonces se llamaba cementerio del este.

Se realizó un concurso en el que participaron diversos proyectos y que finalmente ganaron los arquitectos Fernando Arbós y Tremanti y José Urioste y Valencia. La construcción comenzó el año siguiente y ahí comienza la historia del cementerio de La Almudena.

¿Cómo es el cementerio de La Almudena?

El actual cementerio de La Almudena puede dividirse en tres ejes principales. La necrópolis, el cementerio original y la ampliación que se realizó posteriormente en el año 1955.

La necrópolis es el cementerio proyectado por Arbós y Urioste en el siglo XIX. Esta parte del cementerio de La Almudena tiene forma basilical, de cruz griega. La zona central es un círculo de 75 metros de diámetro que aprovecha una colina original del terreno.

A partir de aquí el cementerio desciende como si de unas gradas se tratara. En este lugar en principio se preveía que se encontrara una cripta en la que fueran enterrados personajes célebres de la ciudad. Finalmente el proyecto no se llevó a cabo de esta manera.

Al este de esta construcción se encuentra el primitivo cementerio de La Almudena que se inició como cementerio provisional en 1884. Finalmente es el que dió nombre a todo el cementerio y por el que es conocido en todo Madrid, España y el mundo.

El primitivo cementerio de La Almudena tenía capacidad para unas veintitrés mil sepulturas y era una construcción individual separada del resto del proyecto. Con el tiempo se convirtió en un solo cementerio.

Por último en 1955 se emprendió la construcción de una ampliación por  necesidades de capacidad. En esta última parte es donde está situado el crematorio que data del año 1970, siendo pionero en nuestro país.

Enterramientos en La Almudena.

Durante 1885 hubo una epidemia de cólera en Madrid. En esos momentos se estaba construyendo el cementerio del este en su proyecto original de la década anterior. Al no disponer de ningún lugar para albergar la cantidad de entierros que debían producirse se habilitó un espacio provisional. Este cementerio inicialmente se llamó de «las epidemias» y comenzó a realizar funerales el día 14  de junio del citado año.

El primer entierro fue el de Pedro regalado. Pedro era apenas un niño de catorce meses víctima de la epidemia de cólera que sufria la capital. Desde entonces más de cinco millones de almas han sido enterradas en su seno.

En el otro lado de la Avenida Daroca se encuentran el cementerio civil de Madrid y el cementerio hebreo para todos aquellos que profesan la religión judía.

Curiosidades de La Almudena.

La Almudena es un cementerio con mucha historia y como tal en el suceden todo tipo de cosas. Existen datos curiosos y lugares maravillosos que nos pueden agradar.

Primeros entierros.

Ya hemos dicho que el primer enterramiento fue el de Pedro Regalado en 1884. El primer entierro en la parte civil del cementerio fue una dama. Se trata de Maravillas Leal. Su sepultura se hizo en la parte civil porque al tratarse de un suicidio no podia ser enterrada en terrenos cristianos.

Visitas más realizadas en La Almudena.

El turismo en los cementerios es algo que está a la orden del día en la actualidad. La Almudena no es diferente. La visita a las tumbas o panteones de personajes famosos es habitual.

En La Almudena ese honor lo tienen muchos, pero lo más visitados son dos. Por un lado Enrique Urquijo. El líder del grupo musical Los Secretos es el primero.

Pero nadie olvida a la faraona. Así que el panteón de la familia Flores también es visitado por multitud de turistas.

Más personajes famosos que moran en La Almudena.

En el cementerio de La Almudena si nos acercamos nos ofrecen un folleto informativo. En este folletto constan la ubicación de los ciento cuarenta  y tres personajes ilustres o conocidos que son más famosos y por tanto más visitados.

Entre ellos podemos destacar muchos. En el camposanto reposan los restos por ejemplo de políticos como Niceto Alcalá Zamora que fue presidente de la II República o Tierno Galván.

Escritores como Dámaso Alonso, Vicente Aleixandre o Pío Baroja. Toreros como el Yiyo, futbolistas como Alfredo Di Stéfano, actores y actrices como José Bódalo o Irene Gutiérrez Cava.

También artistas y músicos como el mencionado Enrique Urquijo o  los Flores.

La Almudena en la actualidad.

Muchos son los que hoy se quejan sobre el estado de conservación del cementerio de La Almudena. En algunas zonas, sobretodo las más antiguas, se pueden observar paredes derruidas, lápidas y losas desplazadas, y oros evidentes deterioros.

Desde septiembre del año pasado la Empresa Mixta de Servicios Funerarios a vuelto a ser de titularidad pública. Esta compañía se encarga de gestionar todos los cementerios de Madrid y ha pasado a pertenecer en su totalidad al ayuntamiento de la capital.

La falta de inversión pública en los últimos treinta años se ha dejado notar sobremanera. El coste de la inversión necesaria para restaurar los deterioros del cementerio de La Almudena se cuantifican en unos dieciséis millones de euros.

El consistorio municipal a prometido ponerse manos a la obra en este asunto. Veremos en que acaba el plan en un futuro próximo.

Servicios que se dan en La Almudena.

Podemos visitar el cementerio de La Almudena todos los días desde las ocho de la mañana. Durante el invierno está abierto hasta las seis y media de la tarde. En verano se amplia su horario una hora permaneciendo abierto hasta las siete y media.

El cementerio de La Almudena cuenta con horno crematorio propio que es utilizado por algunas funerarias para dar servicio a sus clientes.

Hasta él se llega a través de la linea 2 del metro de Madrid (parada de La Elipa). En autobús por medio de las lineas 15, 28, 106, 110, 113 y 210.

Ya conocemos el cementerio de La Almudena un poquito más.