Funerales

Kennedy. Un funeral organizado por Jacqueline

 

Kennedy. Un personaje fundamental asesinado.

Kennedy fue el presidente número 35 de los Estados Unidos de América. Hay varios hechos que hacen que este personaje sea especial. Segundo de nueve hermanos de una familia de origen irlandés que residía en Brooklin (Massachusetts). Siendo muy joven su padre fue nombrado embajador en Londres. En este periodo conoció de primera mano la realidad de la vieja Europa. A partir de aquí inició, coincidiendo con sus estudios, una serie de viajes donde recorrió múltiples países europeos. Este viaje multiplicó su interés por la política internacional.

Kennedy presidente

Su singularidad como presidente reside primero en que fue le primer presidente católico de los Estados Unidos y el más joven. A parte de estos dos hechos durante su corta presidencia ocurrieron diversos hechos internacionales realmente importantes. Sirvan como ejemplo el acercamiento a la URSS de Jruschov, la crisis de los misiles cubanos o la invasión de la Bahía de Cochinos.
Su presidencia y su vida acabaron el día 22 de noviembre de 1963 en Dallas durante una visita por cuestiones electorales. Fue asesinado al recibir diversos disparos en la cabeza y el cuello. Todos conocemos toda la posterior historia de la investigación de su asesinato y las múltiples teorías de conspiraciones que han salido a la luz.

La importancia de Jackie Kennedy

Al contrario que en el caso del funeral de un Papa como Juan Pablo II la sorpresa por el asesinato de JFK provocó cierta desorganización inicial sobre que había que hacer en este caso. Fue la primera dama Jackie Kennedy la que tomó las riendas y organizó todos los detalles.

A las pocas horas de su muerte el cuerpo del presidente Kennedy fue trasladado en el avión presidencial a Washington. Mientras tanto la primera dama pensó  tomar como ejemplo el de Abraham Lincoln. Para ello ordenó a un empleado de la Casa Blanca que se pusiera en contacto con el historiador James Robertson para que hallará los detalles del funeral de Lincoln. Este se dirigió en plena noche a la Biblioteca del Congreso, una de las mejores del mundo sin duda, para recopilar datos de dicho funeral. Lincoln murió casi cien años antes pero consiguió información para asesorar a la primera dama.

Kennedy y su velatorio

El funeral se desarrolló durante tres días hasta la celebración de su entierro el día 25 de noviembre de 1963. Primero, y por razones obvias, se realizó la autopsia.  Posteriormente durante la madrugada del día 23 fue trasladado a la Sala Este de la Casa Blanca. Allí permaneció hasta el día siguiente.Allí acudieron los últimos presidentes del país a dar el pésame. Durante todo este tiempo la esposa del presidente Kennedy no se separó de él ni siquiera para cambiarse. Lucía aún la ropa ensangrentada tras los disparos. Solicitó la presencia de dos sacerdotes católicos y no descansó hasta que estos llegaron.
El domingo día 24 se trasladó en un armón tirado por caballos y con una guardia de marines de gala hasta la Rotonda del Capitolio.  En este lugar se celebró el velatorio oficial. Allí al lado de una corona de flores y sobre el mismo catafalco que sostuvo el ataúd de Abraham Lincoln acudieron cientos de miles de personas a ofrecerle sus respetos.
Durante ese día fueron llegando muchos de los más de noventa dignatarios mundiales que acudirían a la ceremonia del presidente asesinado. Pudiendo acompañar a la primera dama y su familia en el duelo.

El entierro de John Fitzgerald Kennedy

Finalmente llegó el día del entierro de Kennedy. Se produjo el domingo 25. El ataúd fue en procesión, a la cabeza su esposa. Desde la Rotonda del Capitolio hasta la Catedral de Saint Matthew(catedral católica de Washington). Allí se celebró una multitudinaria misa para despedirle. Posteriormente y de nuevo en procesión se fue desde la Catedral hasta el Cementerio Nacional de Arlington, lugar en el que fue enterrado. Las muestras de dolor fueron muy evidentes en esos momentos sobre todo por parte de su esposa Jackie. Pero también de sus familiares y muchos de los presentes de gran relevancia nacional e internacional.
En la actualidad en la tumba reposan también los restos de su esposa y alguno de sus hijos.

 

Deja una respuesta