Flores

Floricultura: El consumo y el cultivo de flor cortada en España

La floricultura en España

Llevo ya algún tiempo escribiendo en este blog. El blog de nuestra página es floresparafunerales. Y me pregunto cuando observo todos los artículos que he escrito y habéis leído sobre las diferentes flores una cosa.¿Es España un país puntero en el cultivo y venta de flores? ¿Dónde y como se cultivan esas flores que luego vemos en nuestras coronas? ¿Es un sector con futuro la floricultura? No lo se. Así que vamos a descubrirlo.

La floricultura

Si vamos a la wikipedia (que es donde va todo el mundo a informarse hoy en día) nos dice que la horticultura es “la disciplina de la horticultura orientada al cultivo de flores y plantas ornamentales en forma industrializada para uso decorativo”

La definición me ha parecido clara, concisa y sencilla. Ha quedado claro que estamos hablando de un cultivo a nivel industrial. Me gustaría diferenciar en este sector el cultivo de flores del de plantas ornamentales.  En España se distribuyen de manera diferente en cuanto a cultivo y distribución geográfica. Me gustaría centrarme en las flores. En el mundo de la floricultura las flores de nuestros ramos, coronas y todos los arreglos florales pertenece al sector de la flor cortada y en él nos vamos a centrar.

Distribución del cultivo de la flor cortada en España

La producción en España desde hace muchos años se localiza en diversas comunidades autónomas principalmente. Por orden de producción el orden es Andalucía, Canarias, Cataluña, Murcia y Valencia.

Andalucía está a la cabeza de esta industria desde hace mucho tiempo. Así ya desde el último cuarto del siglo XX es la primera tanto en hectáreas de producción como en cantidad de flores cortadas. La floricultura en Andalucía nunca ha bajado del 50 % de participación en esta industria.

La industria de la flor cortada en aquellas comarcas en que se sitúa acapara gran parte de la actividad económica de la zona. Es importante tanto por el empleo que genera como por la industria que se crea a su alrededor para abastecerla, por ejemplo abonos o esquejes.

La floricultura en España: consumo.

En España tenemos una flor que es sin duda la que nos distingue. El clavel es la flor de España por excelencia y se nota en nuestra producción. Más del 50 % de la tierra dedicada al cultivo de flor cortada lo es para el cultivo de esta flor. Le siguen por este orden el crisantemo (del que ya hemos hablado) la gerbera o margarita africana y la rosa. El consumo de la rosa se hace mayoritariamente como flor suelta y no tanto en ramo como cabria esperar.

El consumidor español suele citarse masivamente en fechas señaladas para el consumo de flor cortada. Podemos imaginar todos con facilidad en que fechas y que flores se consumen en nuestro país. Incluso a que ciudades o comunidades se dirige la producción en determinadas fechas.

Como ejemplo os diré que la floricultura trabaja en San Valentín durante febrero, para las Fallas en Valencia durante marzo, para el día de la Madre en mayo o para las fiestas del Pilar en Zaragoza en octubre. Y como no para la festividad de Todos los Santos en noviembre, cuando los españoles aprovechamos para visitar a nuestros seres queridos en los cementerios y decorar las tumbas, lápidas o nichos con coronas o ramos de flores ¡A que lo habíais imaginado!

La situación de la floricultura en España

A pesar de la crisis que ha conllevado el descenso en el consumo de flor cortada el sector aguanta con gran solidez. España es responsable del 12% de la producción de flor cortada en Europa. Para ello cuenta con aproximadamente 1247 hectáreas.

A pesar de esta solidez se observan varios peligros que en algunos casos resultan inminentes. Aunque Europa occidental en general y España en particular siguen estando a la cabeza de la producción y consumo en flor cortada la globalización en el sector de la floricultura es cada vez más evidente.

Los centros de producción de flor cortada se encuentran ahora también en países en desarrollo. Existen tres grandes consumidores a nivel mundial que son Japón, Estados Unidos y Europa Occidental. Para Estados Unidos ha surgido un vivero esplendido procedente de Colombia y Ecuador.

Mientras tanto Japón aunque ha entrado en el mercado español siendo responsable del 3,5 % de las exportaciones tiene muy cerca a dos de los mayores productores del mundo como son China y La India.

Europa Occidental es el mercado natural español por naturaleza. En este mercado de la floricultura española están entrando nuevos productores. Marruecos, México, Kenia, Israel o Colombia compiten con precios más bajos. El sector español ha tenido que reducir en consonancia sus precios para competir.

Que puede hacer la floricultura española

Parece evidente que el sector debe tomar algunas medidas urgentes si quiere continuar su actual situación.

Sin duda la más urgente de todas es la apertura de nuevos mercados a nivel internacional. Debido a nuestras condiciones climáticas nuestros costes pueden ser inferiores a los de otros países más fríos, pero debemos modernizar más esta industria para ser aún más competitivos.

Otra asignatura pendiente es la gestión directa con otros países. En la actualidad es Holanda quien compra nuestras flores para posteriormente venderlas al por menor. La posibilidad de eliminar intermediarios con esa gestión directa permitiría un mejor precio final del producto.

Por último habría que potenciar la venta a través de Internet. También en este caso Holanda, pero igualmente otros países están mucho más avanzados en este tipo de venta. Esta forma de venta también elimina intermediarios mejorando la competitividad a través de los precios.

Por nuestra parte los consumidores deberíamos consumir flores cultivadas en España y comercializadas en España.

Vamos a acostumbrarnos a regalar flores en muchas más ocasiones de lo que lo hacemos ahora. Una bonita flor, un bonito ramo es un detalle especial cualquier día, en cualquier momento.