loto
Flores

Loto. Un símbolo de oriente.

Loto y su simbología.

La flor de loto es un misterio para la ciencia, que no puede explicar la característica que tiene de repeler a los microorganismos y a las partículas de polvo.

En un blog como el nuestro donde os queremos explicar cual es la simbología de muchas de las flores que nos rodean no podía faltar esta flor.  En nuestra cultura está recuperando toda su fuerza simbólica a pesar de que durante miles de años ha sido una gran desconocida para nosotros.

Es curioso porque en culturas tan mediterráneas como la del antiuo Egipto si que estaba presente, incluso en la Grecia clásica era conocida. Con el tiempo desapareció de nuestra proximidad.

La simbología actual de la flor  nos llega desde el lejano oriente. El loto es uno de los signos representativos del budismo, La flor tiene ocho pétalos que representan las etapas de la iluminación el “ Noble camino óctuple “. Pero también en Japón y otros países tiene múltiples significados simbólicos.

Vamos a conocer la flor de loto.

La flor de loto en la naturaleza.

Científicamente se conoce como Nymphaea Caerulea. A nivel popular existen varios nombres. Loto de Egipto, Nenúfar azul, loto azul egipcio o loto sagrado del Nilo son algunos de ellos.

Forma parte de la familia de los nenúfares tropicales y su origen lo encontramos en el África central y del norte. De ahí que en el antiguo Egipto ya fuera ampliamente conocida.

Actualmente y desde oriente se ha popularizado enormemente. Así encontramos ejemplares diversos en África (subtropical), Europa y Norteamérica. Se conocen hasta cien variedades diferentes.

La flor de loto en nuestros jardines.

La flor de loto es una planta acuática. Se encuentra con más facilidad en aguas fangosas donde encuentra un hábitat más adecuado. De todas maneras el loto es posible encontrarlo en aguas más limpias. Lo más importante para su correcto crecimiento es que las aguas sean estancadas y tranquilas. En caso contrario no la encontraremos.

¿Qué hacemos para tener una en el jardín?

Si queremos tener en nuestro jardín ejemplares de esta flor debemos tener algún pequeño estanque. Como ya hemos dicho es una planta acuática.

Para plantarla, de todas formas, es mejor hacerlo en un pequeño recipiente con agua. Lo podemos hacer en casa primero. De esta forma podremos observar el nacimiento de la flor de loto viendo como nacen y crecen tallo y raíces.

Vamos a plantar una flor de loto.

Cuando tengamos las semillas y antes de plantarlas debemos realizar un paso previo. Con una pequeña lima, si es metálica mejor, vamos a limar las puntas de las semillas. Con este sencillo trabajo conseguiremos que crezca perfectamente y no se pudra.

Cogemos una vaso con agua tibia para plantar el loto. Es muy importante que el agua no tenga cloro porque sino su nacimiento será muy difícil. Con que usemos cualquier agua mineral será suficiente. Aunque si tenemos cerca algún fuente de agua natural mejor.

El agua que usemos debe ser cambiada cada día hasta que se produzca el brote de la flor de loto. Debemos observar en no más de  veinticuatro horas que las semillas colocadas crezcan al doble del tamaño original.

Todas aquellas semillas que floten no germinarán. Si esto se produce desechalas. Lo único que puede ocurrir es que enturbien el agua porque se pudran y no dejen germinar a las que queden sanas.

Vamos a trasladar la flor de loto.

Si todo el proceso se desarrolla correctamente al quinto día deberíamos comenzar a observar el brote.

Continuaremos con el mismo proceso aproximadamente unos quince días. En ese tiempo la planta ya debería medir unos quince centímetros y estaría preparada para llevarla a su destino.

Debemos escoger un lugar en el que quepan entre once y diecinueve litros de agua para que el crecimiento se pueda producir.

Comienza la parte más delicada del proceso. Sin molestar al brote debemos envolver con plastilina cada semilla germinada. Con este procedimiento pretendemos anclarlas al fondo del recipiente donde las hayamos colocado.

En una maceta con tierra muy densa colocaremos esta semilla. La tierra apropiada para plantar la flor de loto debe tener dos partes de arcilla y una de arena de río.

En esta maceta y presionando hundiremos las semillas. Deben quedar cerca de la superficie.

El estanque.

Una vez realizado el proceso vamos a hundir la maceta en el agua. El agua no debe tener más de cuarenta y cinco centímetros de profundidad y estar a unos veintiún grados aproximadamente.

Cuanto más sol mejor para la flor de loto. Ya la tenemos plantada.

El loto y las antiguas civilizaciones.

Vamos a ver el significado de la flor de loto. No podemos entender lo que significa ahora sin ver desde cuando y que simbolizaba en la antigüedad. Hay dos civilizaciones que la tuvieron presente, los egipcios y los griegos. Veamos que les decía a cada uno de ellos.

La flor de loto en el antiguo Egipto.

En Egipto eran conocidos dos tipos de loto, el azul y el blanco. Para ellos el azul era el más simbólico. Se puede observar en numerosos jeroglíficos pintados en sus paredes.

Los egipcios observaron que el loto azul se abría al amanecer orientado al este. Al llegar la noche volvía a cerrarse nuevamente hasta un nuevo amanecer.

Como tenía los pétalos azules y el centro de un intenso color amarillo la simbología para ellos era muy clara. El centro de la flor de loto era el sol y los pétalos simbolizaban el cielo.

Era para ellos una alegoría al nacimiento del día. El nacimiento de un nuevo día en que aparecía el sol con el cielo azul. Pero llevado más allá también era aplicado a la vida y la muerte. La planta vivía y moría cada día. Como las personas mueren y renacen continuamente.

El loto en la Grecia clásica.

Sabemos que los griegos conocían la flor a través de La Odisea. A su regreso de Troya las naves fueron desviadas por el viento a una isla. En ella vivían los lotófagos. Estos habitantes se alimentaban de estas flores.

Uno de los efectos de la flor era que provocaba amnesia. Así cuando los griegos comenzaron a tomarla se olvidaban de volver a su casa y de su patria.

Homero quería simbolizar el deseo de muchos hombres de volver a empezar de nuevo. El renacimiento de las personas en nueva existencia que les permita evitar cometer los mismos errores.

Simbología actual de la flor de loto.

Como hemos dicho para saber cual es la simbología actual  debemos ir al lejano oriente. Vamos a verlo en diferentes culturas y religiones. En la mayoría el loto es pureza espiritual y corporal. El agua empantanada simboliza los deseos carnales del hombre y la flor limpia que surge del agua es la pureza.

La flor de loto y el budismo.

Para los budistas la flor de loto se asocia al mismo Buda. Dicen que el niño Buda cuando dio sus primeros pasos allí donde pisó creció una flor de loto.

De hecho la mayor parte de las divinidades se encuentran sentadas en esta flor cuando se encuentran en posición de meditar.

También simboliza para ellos la reencarnación. El hecho de que se cierre de noche y se abra de día, igual que para los egipcios, le confiere este significado.

La flor de loto y el hinduismo.

Para el hinduismo es belleza, fertilidad y prosperidad. Simboliza la espiritualidad y el camino hacia la eternidad.

Su significado en China.

China es muy país donde la simbología es muy importante. A quien le florezca una flor de loto tendrá mucha suerte.

De hecho en año nuevo se comen azucaradas sus semillas como símbolo de buenaventura. La mujer que encuentra la semilla en el dulce será bendecida durante ese año con un hijo.

Para los chinos representa riqueza, y divinidad.

Los colores de la flor de loto.

Pero el significado del loto es diferente también según el color de la flor. Veamoslos.

Flor de loto azul.

La flor de loto de color azul significa sabiduría y conocimiento. El triunfo del espíritu puro sobre los sentidos. Cuando se representa nunca se hace totalmente abierta. Así no revela su interior.

El loto blanco.

Pureza mental y perfección espiritual. Representada habitualmente con los ocho pétalos antes mencionados no debemos confundirlo con el rosa que se asemeja mucho.

La flor roja.

Compasión. Representa más los valores del corazón. Amor, pasión, y compasión sobretodo si lo relacionamos con la compasión de Buda. Pero se relaciona con el corazón de una forma más pura. Los valores pasionales del corazón en su origen, cuando aún somos inocentes.

La flor de loto rosa.

La flor de color rosa es la más importante en todas las religiones del lejano oriente. Tanto para el budismo como para el hinduismo representa la máxima representación de los dioses en la tierra.

En el caso del budismo es el símbolo terrenal de Buda. Para el hinduismo es la base sobre la que se asienta la diosa Lakshmi que es la diosa de la riqueza. Para ambos significa el camino de la liberación del materialismo en el camino hacia la pureza del alma.

El color violeta.

El violeta es el más difícil de encontrar. Representa las ocho etapas de la iluminación. El ocho es un número muy importante en el budismo.

La flor cerrada.

Más allá de los colores también tiene un gran significado cuando está cerrada. Con esto se pretenden simbolizar las infinitas posibilidades del hombre.

La flor de loto es más importante para los budistas e hinduistas que para nosotros. Esperamos ayudaros a entenderla en toda su extensión.