Fallecimiento de un familiar
Funerales

Fallecimiento de un familiar ¿Que decisiones tomar?

Organizar el fallecimiento de un familiar

La muerte de una persona cercana es uno de los tragos más dolorosos que nos toca afrontar en nuestra vida. Ninguno está preparado en esos momentos para reaccionar adecuadamente a semejante trance. Mucho menos a tener que organizar lo mejor posible ese momento. En este artículo vamos a intentar darte unas pautas. Estas pautas son  para que sepas como actuar rápidamente tras el fallecimiento de un familiar y que todo funcione correctamente.

Se elige a un familiar cercano

Normalmente la viuda o viudo no está en condiciones de tomar decisiones rápidas. Hay que pensar que además si estamos hablando de personas de cierta edad que ya llevan muchos años juntos es muy difícil centrarse en lo que se debe hacer. Así pues normalmente es un familiar cercano el que se encarga de llevar a cabo las actuaciones necesarias. Si somos ese familiar que debemos hacer.

Lo primero es saber si el fallecido tenía contratada alguna póliza de decesos o no. El fallecimiento de un familiar nos pone ante dos situaciones diferentes. Esto depende de si tenía o no la póliza.

Si tiene contratada una póliza de seguros para el caso de muerte.

Nos encontramos con la situación más sencilla. Simplemente debemos enterarnos de que compañía es la que tenía contratada el difunto y ponernos en contacto con ellos. Lo habitual es que las compañías de seguros tengan un teléfono en el que nos atienden durante todo el día. Llamando a dicho teléfono un agente nos atenderá. Nos dirá cuales son los pasos a seguir tanto si el deceso se produjo en el domicilio como si fue en una otro lugar.

Hay que tener en cuenta que debemos aportar el DNI del difunto, la póliza de seguro y estar al corriente de pago. Para ello debemos tener a mano el último recibo de la mencionada póliza. En breve se personará en el lugar que indiquemos y enviará al personal necesario. Este personal se encarga tanto del traslado como del velatorio y posterior funeral. Cuidarán de todos los detalles tanto administrativos, como ornamentales (por ejemplo las flores, ataúd o urna) tras el fallecimiento de un familiar.

¿Si no tiene contratada ninguna póliza que debemos hacer?

Pero puede suceder el caso de que tras e fallecimiento de un familiar nos encontremos que no existe ninguna póliza que cubra la organización y gastos del funeral, velatorio, entierro, incineración, etc.

Hay dos cosas que son básicas en ese momento. La primera es saber si el difunto había expresado algún deseo respecto a la organización del funeral tanto referido al protocolo como a su inhumación o incineración. Una vez que sepamos esto, la segunda es averiguar cual es el presupuesto con el que se cuenta para cubrir todos los gastos que conlleva un funeral.

Debemos tener en cuenta que esto incluye tanto el velatorio, ya sea en el domicilio o en algún tanatorio, como el posterior entierro o incineración del fallecido. Se deben tener también en cuenta los traslados entre los diferentes puntos. El gasto medio de un funeral en España ronda los 3000 a 3500 € dependiendo de los servicios que contratemos. También varían según los materiales de ataúd, urna, lápida, etc.  Por último en función también de la localidad en que se haya producido el fallecimiento de un familiar.

Déjate aconsejar por profesionales

Para que nos ayuden en este trance lo mejor es ponerse en contacto con una funeraria ya sea directamente o a través del tanatorio que elijamos. Actualmente casi cualquier municipio español por encima de los 5000 habitantes cuenta con un tanatorio propio. En estos tanatorios hay empleados que nos asesorarán sobre cualquier tema relacionado con el sepelio. Allí nos indicarán los trámites que debemos llevar a cabo tras el fallecimiento de un familiar. También nos ofrecerán las distintas opciones que tenemos tanto para ataúdes o urnas, ramos o coronas de flores, relicarios u otras adornos religiosos, transporte a cementerios, crematorios o incluso a otros lugares de España o del mundo.

Así que no lo dude. Si se encuentra ante el reto de que hacer en estos primeros momentos tras el fallecimiento de un familiar contacte con profesionales del sector. Puede hacerlo a través de compañías aseguradoras. En el caso de que no haya póliza a través de funerarias que encontrará en cualquiera de los tanatorios españoles.

Deja un comentario