dolmen megalítico
Cementerios, Historia e Historias

Dolmen. Megalitismo en España y el mundo.

Dolmen y megalitismo.

El dolmen es un monumento funerario que se alarga a lo largo de la historia de la humanidad. Durante la Edad de Piedra se desarrolla por gran parte del mundo. Para concretar más podemos situar su esplendor entre el Neolítico y la Edad de Bronce.

El dolmen.

Dolmen es una palabra que procede del bretón. Francia es una de las zonas del mundo donde antes se descubrieron y llamaron la curiosidad de científicos y no tan científicos. Por esta razón es normal que se definan con una palabra de su idioma.

Dolmen simplemente significa “mesa grande de piedra”. Su nombre no podía ser más acertado ya que si vemos la forma de la mayoría de ellos desde la distancia veremos que se trata de un número de piedras que puede variar colocadas de forma vertical. Por encima de ellas y colocada en horizontal se coloca una gran losa de piedra con lo que ya tenemos la enorme mesa de piedra. Una enorme necrópolis prehistórica.

Tumbas de corredor.

Existen algunos mucho más elaborados. Son los llamados tumbas de corredor. En estos encontramos antes de lo que se considera la cámara mortuoria una especie de avenida sobre la que existe varias suposiciones sobre su uso.

Dicha avenida puede haber sido excavada en la roca, puede haber sido construida con grandes rocas a ambos lados o estar cubierta a su vez por grandes losas.

Se supone que la función de este pasillo o avenida era la de que el cortejo funerario desfilara por él hasta la cámara. Si es que era una cámara mortuoria.

Hay otro tipo de monumento megalítico. Es la llamada de galería. En este monumento megalítico de edad posterior cámara y avenida prácticamente no se distinguen.

Utilización del dolmen.

Hay varias cosas que llaman la atención cuando hablamos de dólmenes. Las poblaciones de la época que estamos hablando no se caracterizaban por su apego al territorio. Más bien al contrario cada cierto tiempo abandonaban el territorio en busca de zonas más cálidas.

Entonces la pregunta es ¿Porqué realizar semejante esfuerzo sin la técnica adecuada para realizar estas construcciones?

Este hecho es más significativo si tenemos en cuenta que una de las utilidades de esta arquitectura es la de afianzar el territorio. Teorizando un poco y según muchos estudios arqueológicos realizados el dolmen tenía dos utilidades básicas.

Enterramientos.

Por un lado estaba la de enterrar a los notables de la población. En algunos de ellos es notable la cantidad de huesos encontrados por haber sido utilizados durante cientos de años. Junto a los huesos se han encontrado también gran cantidad de abalorios y utensilios que nos ayudan a conocer algo de estos antiguos cementerios y la población que los construía.

Esto es nuestro.

Por otro lado hay un hecho que algunos estudios han señalado. La gran mayoría de los dólmenes se encuentran situados en lugares estratégicos. Ya no solo por su situación para la defensa o vigilancia.

Un dolmen está hecho para que se vea y para ver también. Se puede llegar a la conclusión de que están cerca de lugares importantes para ellos. En algunos casos cerca de lagunas o ríos que se pueden a su vez enlazar con posibles tierras de cultivo cercanas.

Quizás se pueden considerar las primeras fronteras pero esto es algo que todavía no se puede especular ni de lejos.

Situación de los dólmenes.

Europa.

Como ya os hemos dicho dólmenes encontramos por todo el mundo. En Europa encontramos a lo largo del mediterráneo y en toda la fachada atlántica. Así son conocidos mundialmente los del Reino Unido. Como ejemplo citaremos los de Lanyon Quoit, el de Brownshill en Irlanda. Pero también se conocen ampliamente en Francia sobre todo por los monumentos megalíticos de Carnac (en Bretaña), Vendée, Quercy y los del sur.

Es posible encontrar también cementerios de este tipo en Italia, Portugal, Bulgaria y Turquía.

Asia.

Para encontrar la mayor concentración de dólmenes del mundo debemos ir al lejano oriente. Corea es el país del mundo donde más monumentos de este tipo encontramos. Pero por otro lado es el lugar del mundo donde más tarde se han comenzado a investigar seriamente. Deberemos esperar algún tiempo para conocer en toda su extensión los más de treinta y cinco mil dólmenes existentes.

También La India conoce este tipo de monumentos. Desde luego la cantidad es muy inferior a la de Corea, pero podemos observar este tipo de construcciones en Karnataka, Tamil Nadu o Kerala.

Ya más cerca de nosotros encontramos en el Cáucaso ruso aunque en este caso se supone que la construcción tenía una función diferente. Su uso era para ocultar piezas de metal de gran valor para la población.

Y en el mediterráneo y oriente medio Israel, Siria, Irán y Jordania son testigos de esta arquitectura.

África.

En África las construcciones megalíticas se circunscriben a dos zonas principalmente. Por un lado en el cuerno de África y más concretamente en Somalia las encontramos en la ciudad de Aw Barkhadle.

Más al norte encontramos monumentos de este tipo en el norte de Túnez. El yacimiento de Dougga es conocido por su necrópolis de dólmenes.

El dolmen en España.

El dolmen en España lo podemos encontrar en múltiples lugares y en general en bastante buen estado de conservación. Podemos visitar dólmenes en Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Cantabria, Galicia, Castilla-León, Aragón y más.

Para no extendernos en demasía vamos a enseñaros un poco dos de los yacimientos más emblemáticos. Hablamos de los dólmenes de Moià y de ca l’arenes, ambos en Cataluña.

El conjunto megalítico de Moià.

Nos fijamos en este municipio catalán por una sencilla razón. En su término municipal no encontramos un dolmen, sino varios yacimientos que os detallamos.

La grossa es uno de los primeros dólmenes identificados como tal. Se cree que es de cultura céltica y que era utilizado para realizar sacrificios. Se encuentra un agujero en el que se cree que se recogía la sangre de dichos sacrificios.

El segundo dolmen es el de Puig Rodó. En un principio, allá por los 1960 se consideró de los de avenida porque era más alargado. Posteriormente se deshecho tal idea. Tiene siete metros de diámetro.

Pla del Cuspinar. De perímetro ovalado se conserva parcialmente. En el caso de este dolmen la losa superior se encuentra desplazada.

Santa Magdalena es el último de los dólmenes de Moià. Situado cerca de la ermita del mismo nombre como yacimiento megalítico no nos aporta gran cosa. Su característica más especial es una inscripción medieval en la piedra que hace de entrada.

El dolmen de ca l’arenes.

Más cerca de Barcelona, en el Maresme encontramos el dolmen de ca l’arenes. Nos gustaría señalar este dolmen porque se encuentra en un estado de conservación óptimo. No dudéis en visitarlo si tenéis oportunidad.

Quizás su buen estado de conservación se deba a su tardío descubrimiento. No fue hasta 1997 que fue encontrado. En los años 2006 y 2007 fue restaurado para que todos podamos disfrutar de este monumento.

En él se conserva parte del pasillo de entrada, la cubierta casi completa y la losa de entrada.

Esperamos haberos ayudado a conocer un poco la cultura del dolmen y su situación actual.