Cementerio cristiano
Cementerios

Cementerio ¿De dónde proviene esta palabra?

Cementerio ¿Porque?

Cementerio. Investigando sobre temas relacionados con este blog me hice una pregunta ¿De dónde proviene la palabra cementerio? ¿Que porque lo hice? Pues estaba buscando informaciones y descubrí una cosa que es muy interesante y os explicaré. La palabra cementerio tiene su origen etimológico en palabras que nada tienen que ver con la muerte, los funerales, las flores, ni nada parecido. Entonces, os preguntaréis, ¿Con que tiene que ver? Pues os lo voy a explicar.

Origen de la palabra cementerio

Lo más normal es que el lugar en que enterramos a nuestros seres queridos tuviera un origen relacionado con la muerte. O quizás si queremos ser más correctos con la sepultura. La palabra ya existe en nuestra lengua madre el latín. Así sería normal que lo que llamamos cementerio tuviera un nombre más relacionado con sepultura. Debería por tanto proceder de Sepulchrum por ejemplo.

Antes de usar la palabra cementerio se usaba el término necrópolis para indicar este espacio. Es una palabra más correcta. Necrópolis significa literalmente “ciudad de los muertos” ¿No sería más normal que se hubiera continuado con este vocablo?

Pero en lugar de eso hemos elegido en nuestra cultura otro camino. Para todos aquellos que no lo sepan la palabra cementerio procede del griego koimetérion. Esta palabra griega significa sencillamente dormitorio.

Cementerio ¿Porque dormitorio?

La explicación de este vocablo es también sencilla y comprensible. Su origen en nuestra cultura se debe al cristianismo. Para los cristianos la tumba que está en la necrópolis no es nuestra última morada. El cristianismo cree que esta vida es un paso más en nuestra evolución. Algún día se producirá el juicio final y la resurrección de las almas.

De esta manera entonces el cementerio es un lugar en el que estaremos solo por un tiempo limitado. No sabemos cuanto tiempo será, pero algún día resucitaremos y dejaremos esa morada temporal.

El camino desde koimetérion hasta cementerio.

La palabra griega derivó en latín a Coemeterium. Y luego pasó al latín vulgar como cemeteriu. Ahora ya nos vamos acercando al término actual. Pero como podréis observar de cemeteriu a cementerio se nos ha colado una N.

Esta N tiene dos explicaciones según los lingüistas. La primera es más vulgar. Para cualquier persona es más fácil de pronunciar cementerio que cemeterio. Así con el paso del tiempo fue evolucionando la pronunciación de un término a otro. La segunda explicación es un poquito más científica. Se defiende que se confundió el origen de la palabra. Así en lugar de proceder de Coemeterium (dormitorio) se creyó que provenía de Caementa (piedra quebrada). Esta palabra latina derivó en cemento. Como todos sabemos el cemento es la mezcla que se usa para cerrar los nichos y tumbas.

Yo no decido. Elegid vosotros la explicación que más os guste. La cuestión es que el resultado final es la palabra cementerio.

Una curiosidad más sobre los cementerios.

Ya que estoy por contar anécdotas o explicaré otra. Todos sabéis que los cementerios son llamados también camposantos. Pues esta denominación, como se puede entender, tiene también una explicación cristiana.

Nos trasladamos a la ciudad italiana de Pisa. Y nos situamos en el siglo XIII. Como era habitual en muchas ciudades el camposanto estaba situado en el interior de la ciudad. Esta ubicación suponía multitud de problemas de salubridad en el municipio.

Por esta razón las autoridades decidieron cerrar este cementerio para ubicarlo fuera de los muros de la ciudad. Con el fin de sepultar esa zona fueron traídas grandes cantidades de tierra en galeras. La tierra que traían estos barcos procedía de Tierra Santa, de Jerusalen. Por esta razón se denomina camposanto.

Deja una respuesta