campanilla
Flores

Campanilla de invierno. Flor de leche.

Campanilla de invierno. La gota de nieve.

La campanilla de invierno es una flor muy especial. Campanilla de invierno es como la conocemos en España, aunque a mi me gusta más el nombre que le dan los británicos. Esta flor en inglés se denomina “snowdrop”. La traducción literal es gota de nieve. Para mí este nombre describe mucho mejor esta pequeña flor.

Son dos las causas por las que entendemos que es mucho más descriptivo. En cuanto veais la foto entenderéis la primera. Su forma, su caída, su aspecto simulan claramente una gota. Si a ello añadimos que esta flor invernal es siempre de color blanco que mejor nombre podríamos darle que gota de nieve.

Etimología de la campanilla de invierno.

En España a la campanilla de invierno la conocemos también como campanilla de las nieves y tiene unas características muy especiales. Pero antes de conocerlas vamos a conocer otros aspectos.

En primer lugar su nombre científico. El nombre con el que se conoce a cualquier planta o animal de manera científica siempre es latino. En este caso la campanilla es conocida como Galanthus Nivalis.

Galanthus es una palabra compuesta. La primera parte,gala– significa leche. Esta parte de su nombre hace referencia sin duda alguna a su color, el blanco. Os recordaremos que todas las especies existentes de campanilla de invierno son de color blanco.

-Anthos, que es la segunda parte de su nombre, es igualmente descriptivo. No significa ni más ni menos que flor. De este sufijo no tenemos nada que explicar.

Por último la segunda palabra de su nombre científico, Nivalis, se refiere, al igual que en castellano, a la nieve. La campanilla es una flor que puede verse en entornos completamente nevados.

¿Cómo es la campanilla de invierno?

La campanilla de invierno es prácticamente la flor nacional en Suiza. Debido a su geografía y altitud en Suiza hay pocas flores realmente autóctonas, y esta es una de ellas.

Describir a la campanilla de invierno es muy sencillo porque se trata de una flor sencilla. En ella hay que distinguir dos partes esenciales. El bulbo (que se encuentra bajo tierra) es muy importante. Como detalle sirva el hecho de que en Alemania, entre otros países, está permitido cortar la flor. Sin embargo el arrancarla y llevarse el bulbo subterráneo está multado con cantidades importantes.

Tiene un tallo de color verde cuya altura varía entre diez y veinte centímetros de altura, no levanta mucho del suelo. Bajo este tallo encontramos el bulbo.

Este bulbo es como un pequeño globo. Su diámetro varía entre uno y dos centímetros y medio. De este bulbo se conocen algunas propiedades medicinales si lo cocemos.

En el tallo encontramos dos hojas de un color verde, en ocasiones con cierto tono azul, muy largas.

Como colofón de esta planta encontramos la flor, la campanilla de invierno. Ya hemos dicho que son siempre de color blanco. Tiene forma de bombilla y en ella se diferencian dos tipos de pétalos. Los interiores, que pueden ser dos o tres, son de color verde. Los exteriores son los blancos que le dan su peculiar aspecto.

Campanilla de invierno. Floración.

La campanilla de invierno la podemos encontrar tanto en bosques como cultivadas en jardines o macetas.

De forma natural crece en bosques que deben ser frescos y húmedos. Es por ello que es más común en el norte de Europa o Gran Bretaña que en zonas más meridionales.

Florece en primavera. En zonas de Inglaterra y Escocia se organizan excursiones para observar el principio de la floración. La campanilla de invierno señala el fin del invierno. Cuando se observa que crecen las primeras flores podemos estar seguros de que las nieves están llegando a su fin. Pronto se fundirán y nos mostrarán otras flores y plantas en todo su esplendor.

Es una alegría para muchas gentes verlas florecer por primera vez.

La campanilla de invierno cultivada.

Esta flor es muy fácil de cultivar. Existen setenta y cinco especies diferentes conocidas y muchas de ellas son utilizadas en jardines. Además se han realizado numerosas investigaciones que han conseguido variedades aún más resistentes.

En primer lugar debemos saber que necesitan un terreno húmedo y con buen drenaje. Así como ubicación en semisombra, no soportan la radiación solar directa.

Una vez que obtengamos el bulbo debemos plantarlo inmediatamente porque si tardamos mucho no conseguiremos que florezca. Lo habitual es que los vendan ya plantados, aunque también podemos obtener solo el bulbo si lo deseamos. Debemos plantarlos en otoño y a una profundidad de entre cinco a diez centímetros.

Y no necesitan más cuidados especiales. Ella misma se reproducirá mediante bulbillos que la misma flor genera para reproducirse.

La campanilla de invierno y la historia.

En Europa es conocida desde hace siglos. ya en la Grecia clásica es mencionada. Unos escritos tan emblemáticos como los de la Odisea de Homero.

Mercurio entregó a Ulises una hierba que se llamaba luna. Esta luna no era ni más ni menos que nuestra flor de las nieves. A Ulises le ayudó a combatir los venenos de la bruja Circe.

Campanilla de invierno y turismo.

En el siglo XXI los desplazamientos son mucho más fáciles cada vez. El turismo es uno de los negocios más pujantes en la sociedad occidental. La campanilla es una más de las razones que lo han provocado.

Para ello se han unido dos factores. El primero es la importancia de esta planta en el Reino Unido. En este país, sobretodo en Escocia, esta planta se encuentra en la naturaleza. Pero también se ha desarrollado mucho su cultivo ornamental.

El segundo factor es la curiosidad sobretodo de japoneses y norteamericanos. Todos hemos visto en cualquier localidad turística a un japonés con su cámara de fotos curioseando por cualquier lugar.El japonés es  investigador por naturaleza.

De esta manera se organizan viajes a determinado lugares de Gran Bretaña. El fin de estos viajes es observar el inicio de la floración de las campanillas de invierno.

Estas excursiones se hacen incluso de noche en algunos lugares de Escocia organizados por el National Trust.

Para completar este viaje podemos incluso acudir a subastas que se realizan para conseguir sus preciados bulbos. Algunos llegar incluso a conseguir precios de cincuenta libras.

El fin del invierno.

Ya hemos conocido otra flor. Esta en particular no se puede colocar en ramos o coronas por su peculiar forma. Su importancia es otra.

La campanilla de invierno nos dice que llega el buen tiempo, que ya no hay que estar encerrado en casa esperando a que salga el sol.

Es la primera en florecer, después vendrán los narcisos y otras. Campanilla es alegría.