begonia
Flores

Begonia. Una flor para el jardín y de ramo.

Begonia. Las oportunidades de la vida.

La begonia, y el repaso a todos los artículos sobre flores que llevamos escritos, me han hecho reflexionar sobre un tema.

Seguimos hoy con nuestra serie de artículos dedicados a las flores que nos rodean. El mundo de las flores es una fantástica y gran forma de ver que no sabemos realmente todas las posibilidades que nos rodean.

¿Sabéis la cantidad de flores que podemos encontrar en nuestras floristerías y viveros? Es increíble. Solo tenéis que ir viendo todos los post que llevamos y los que nos quedan todavía, impresionante.

La vida, al igual que pasa las flores nos da una cantidad de oportunidades, de variedades, de elecciones casi infinita. Intentemos ver siempre ver el lado positivo de las cosas y seguir adelante. La vida nos recompensará si somos constantes en eso.

Significado de la begonia.

El significado de la flor, y por ende el de la planta, es el de paciencia. Regalar begonias es mostrar al receptor que se está dispuesto a esperar, o que se tiene la capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse.

También se emplea en ocasiones con la intención de transmitir cordialidad o amabilidad. Es una forma de decirle a alguien que vas con buenas intenciones, que contigo puede contar con alguien en quien confiar.

Por su similitud con el nombre propio de mujer Begonia, no es infrecuente la utilización de la palabra begoña para hacer referencia a la planta antes mencionada. Ese uso es incorrecto y hay que evitarlo.

Pero en el lenguaje de las flores también significa; “cuidado, soy excéntrica”. Dependiendo del color de la begonia es lo que le estarás diciendo a esa persona; por ejemplo: si regalas begonias rosas y blancas lo que le estarás expresando a esa persona es que su amor va viento en popa; en cambio, si regalas begonias naranjas o rojas estarás expresando que la amistad que tienes con esa persona es fuerte, apasionada y durará mucho tiempo.

¿De dónde viene la begonia?

La begonia es una planta, y una flor, que hoy en día se encuentra en cualquier parte del mundo en cualquier época del año. Como ocurre con muchas otras especies la investigación a lo largo de los años a llevado a conseguir especímenes que resisten mejor las condiciones climáticas más adversas y florecen varias veces.

En cuanto a su origen, la primera begonia apareció en zonas que tienen un clima tropical o subtropical.

Begonia como planta de jardín  o interior.

La begonia es una hermosa flor que puede adornar tanto nuestros jardines como en algún tiesto en el interior de nuestros hogares.

Existen multitud de variedades que vamos a ver con un poco más de profundidad. En algunas de ellas predominan las hojas sobre las flores y en otras ocurre exactamente lo contrario.

Los cuidados, aunque básicamente son los mismos, varían ligeramente de unas a otras. Cuando hablamos de aquellas en que predominan las hojas debemos darle una temperatura un poco más cálida. En aquellas zonas de España en que el clima sea más frío es mejor tenerla como planta de interior.

Las begonias de hojas.

Necesitan una temperatura ligeramente cálida, que le de una buena cantidad de luz solar y que este en un lugar con cierta corriente de aire. En cuanto a la luz del sol la luz no debe ser directa. Es suficiente con que el lugar esté bien iluminado.

En cuanto a la tierra, como pasa con muchas otras flores, la tierra debe estar bastante humedecida constantemente. En muchos casos se tiende al exceso de agua, recordad que debe estar húmeda, no embarrada.

La begonia de flor.

Las flores son siempre mucho más delicadas que las hojas. Así como es lógico este tipo de begonia necesita un cuidado más especial.

En primer lugar el sitio a colocar la planta debe ser diferente. Necesita un sitio sombreado y fresco. Tanto la luz solar como las altas temperaturas la perjudican mucho. El ambiente debe ser cálido pero no caluroso.

En cuanto a la tierra el riego debe ser similar en ambos casos.

Variedades de begoña.

La begoña es una flor que tiene una cantidad de variedades, hasta mil quinientas, impresionante. Aquí os vamos a mostrar algunas de ellas para que elijáis la que más os guste.

Begonia roja.

Dentro de está variedad hay diferentes especies. En unas predominan las hojas y en otras las flores. Se caracterizan por ser del tipo llamado apoyante. Sus hoja tienen una forma de haz.

Aunque se llame begonia roja sus pétalos pueden ser de diversos colores.

Begonia blanca.

La diferencia básica con la begonia roja está en sus hojas. La begonia que pertenece a la familia de la begonia blanca tiene unas hojas ovales y carnosas. Esto significa que son capaces de almacenar agua para sobrevivir con más facilidad.

Como la mayoría de las begonias su altura puede variar entre los treinta centímetros y un metro.

Begonia de hoja.

Esta especie en particular proviene de La India. Se la conoce también como begonia real o begonia rey. Es una de las más estimadas por los floricultores por su versatilidad.

La flor se caracteriza por un gran colorido en la parte superior. En la parte posterior son de color rojizo y con pequeños pelos. Se utiliza más como flor de cultivo para jardines e interiores ya que su flor es más pequeña y no da mucho juego en un arreglo floral.

Begonia escargot.

La hoja es también en este caso la diferencia principal. En este caso se caracteriza por tener los bordes en forma de sierra. Además es más larga. Tienen también una característica que las hace diferentes. Su brillo es mayor debido a su aspecto algo ceroso.

En cuanto a la flor también es menuda y poco apreciada para ramos.

Para lo que es muy adecuada es para el cultivo en interior, por eso la encontramos en nuestros viveros más que en nuestras floristerías. La zona en que la coloquemos debe tener una humedad ambiental alta y el agua un pg suave.

En cuanto al abono es mejor que sea líquido para que penetre más. En este caso la begonia tiene una raíz y tallo más leñoso que filtra peor.

Begonia gigante.

Se trata de una flor que no encontraremos de forma silvestre. Es un híbrido creado por el hombre a partir de especias encontradas todas en Sudamérica.

Lo que se ha conseguido es una planta con flores de variados y atractivos colores que son muy apreciadas en arreglos de floristería.

Además se ha conseguido que sea perenne por tanto pueden obtenerse flores continuamente.

Begonia rosa.

Otro híbrido conseguido por el hombre. El resultado en este caso es disfrutar de tres variedades principales de esta especie. Son de colores blanco y rosa pero son enormes. Tienen un diámetro de entre doce y quince centímetros, y un tallo de alrededor de veinticinco centímetros.

Aquí habéis visto una nueva flor con que podéis adornar vuestros jardines y casa. Pero también podéis regalar a un amigo, pareja, vecino… a quien queráis.